3 maneras simples para crecer espiritualmente cada día

 

 

Por Susan Ni Rahilly

Este articulo es el resultado de mis ideas sobre cuánto un año puede cambiar tu vida y mis sugerencias para aquellos de ustedes a quienes les gustaría evolucionar y crecer diariamente durante el siguiente año.

Yo estaba viviendo en Saltaire, Yorkshire (Reino Unido) en la década de mediados de los 90, centrada con intensidad en yoga y mi entrenamiento de meditación y soñando con el día en que pudiera ser independiente como una maestra de meditación. Yo había convertido el baño de mi apartamento en un lugar muy relajante y hermoso. Tuve unos pocos “clientes” de meditación que venían en forma regular. Me habían dado un pequeño libro para la Navidad de 1994 – “Meditaciones diarias para el año 1995” por Omraam Mikhaël Aïvanhov.

Puse el librito en mi baño, hice un marcador precioso, y comencé 1995 con la intención de leer mis meditaciones todas las mañanas, por que iba a ser la estudiante sincera y dedicada que mis maestros merecían. Me decidí a crecer y evolucionar de manera constante y con paciencia y cada dos o tres meses mirar las partes del libro que ya había leído para evaluar mi progreso.

Lo que no esperaba era que ¡todo el que me visitó durante ese año estaba disfrutando de lo mismo! Me acostumbré a que la gente me preguntara si el baño estaba libre tan pronto como llegaban, y desaparecían por 5 minutos para pasar su propio tiempo de calma y tranquilidad…

Antes de que te dé mis 3 maneras simples para (casi) el crecimiento espiritual sin esfuerzo, me gustaría que supieras una cosa muy importante y fundamental para orientarte y apoyarte en tu camino de desarrollo.

Y es esta: El maestro o gurú  sabe que eres una persona neurótica. El maestro sabe que todo lo que tienes que hacer es sentarte… meditar; siéntate en silencio a la contemplación, y tu naturaleza de Buda se despertará – tu ser divino emergerá brillando. Y debes ser sincero en tu práctica, porque no llegas a tu gurú en tus términos…  llegas a la maestra o maestro bajo sus términos. Y ellos te permitirán haber evolucionado un poco más cada vez que te vean.

3 métodos muy sencillos para crecer y evolucionar día a día

Leer inspiraciones diarias: Elije una fuente de inspiración de la cual puedes depender consistentemente.  Para tu inspiración, podrías seguir uno o dos poetas – mis sugerencias serían Rumi, Pablo Neruda o Kahlil Gibran.  “Rumi Love Poems”

Renunciar a una de tus debilidades y crece una de tus áreas fuertes cada día: Naciste con sabiduría. Eres un ser de energía. Naciste también con “sombras”. Tus sombras son tus zonas de debilidad o tu neurosis – todos las tenemos. Tú puedes tomar el control consciente de ti mismo y mantenerte en movimiento alejándote de la sombra y yendo hacia la luz mediante el fortalecimiento de las cosas buenas y dejando que las debilidades se marchitan y mueran.

Esta práctica toma varios minutos de contemplación todos los días y llevar un diario ayuda a ver lo que te hace más grande y lo que te hace más pequeño. Un ejemplo de la energía de sabiduría sería: tener un profundo sentido de amplitud, y la debilidad correspondiente sería: estar muy absorto en un mundo pequeño. Otra sabiduría sería: tener una visión global y amplia, y la debilidad correspondiente sería: ser rígido y tenso y dogmático.

Renunciar a una expectativa  – sobre todo acerca de las relaciones personales – todos los días. Como ya sabes, tú eres potencialmente un Buda y no un neurótico para tu maestro en el Zen, siempre y cuando te sientes a meditar con regularidad. Tu amigo, compañero, amante, etc. también es un Buda. . . Renuncia a una de las expectativas en tus relaciones cada día y dale a la gente en tu vida el respeto que tu maestro te dá a ti cuando te permite haber evolucionado un poco cada vez que los ves.

Por lo pronto, te dejo con este pensamiento: evolución y crecimiento espiritual crea la magia en nuestras vidas, para que podamos conocer el milagro de liberarnos. . . y he aquí una de esas meditaciones diarias de las que te hablé para ponerte en tu camino para el próximo año, namaste… ¡que la disfrutes!

El conocimiento debe ser vivido si se quiere que permanezca contigo durante toda la eternidad. La única cosa que no va a desaparecer, lo único que te puedes llevar contigo al otro mundo, es el conocimiento que has demostrado por tí mismo en tu propia vida; El conocimiento de que se ha convertido en una parte integral de tu ser. ” ~ Omraam Mikhaël Aïvanhov, Meditaciones diarias, 19 de febrero de 1995.

Namaste